viernes, 6 de febrero de 2015

Arcanos Mayores del Tarot – VI. El Enamorado – Serie Simbólica 27




Pero, sin discutir las diferentes opiniones que reinaron sobre este asunto, podemos creer que el crimen del hombre fue haber abusado del conocimiento que tenía de la unión del principio del Universo con el Universo. No podemos dudar, que la privación de este conocimiento sea la verdadera pena de su crimen; ya que todos sufrimos este irrevocable castigo, por la ignorancia en la que estamos sobre los lazos que atan nuestro Ser intelectual a la materia.”

Louis-Claude de Saint-Martin Tableau Naturel


La lámina con la que se representa al sexto arcano en el tarot de marsella nos muestras cuatro figuras: una mujer de aspecto grave, un joven, una bella doncella y sobre ellos, por delante de un sol radiante, cupido apuntando una de sus flechas. La interpretación más difundida y aceptada de esta composición, es que el joven, que representa al iniciado, debe elegir entre la mujer austera y sabia de su derecha y la hermosa joven apasionada de su izquierda. Según esta lógica, la carta representaría la elección entre la virtud y el vicio, entre el conocimiento espiritual y los placeres del mundo material, entre la belleza interior y la exterior. Sin embargo, a pesar de que esta explicación puede resultar satisfactoria para la mayoría, Saint Martin realiza un análisis de corte teosófico y nos muestra algunos aspectos muy pocos conocidos de este arcano.

En la Tabla Natural, al disertar sobre el sexto Signo Primitivo, el Filósofo Desconocido comienza hablando del crimen que causó la caída del Hombre Primordial, otorgándole un valor cosmogónico a la escena del Enamorado. Este arcano representaría la pena por el abuso que Hombre Universal habría cometido del conocimiento que poseía sobre el Principio Primero y su relación con el Universo. Por lo tanto, ya no se nos describe un suceso acotado e individual, como el del iniciado que escoge el camino hacia la Sabiduría o hacia los placeres mundanos. Sino, que la carta está narrando la condena del Hombre Primordial por haber traicionado a la Sabiduría Divina. Bajo esta mirada, nos resulta intuitivo vincular el grabado con la expulsión de Adán y Eva del Paraíso. La mujer grave, encarna a la Justicia Divina que comunica la sentencia. La pareja trata, en vano, de disculparse por la falta cometida. Desde el año 1400, Cupido fue asimilado a los querubines. Entonces, por su presencia, se nos indica al Querub o agente que efectúo el destierro y que luego impide, amenazante, el retorno de la primera pareja humana al Edén. Observemos que la flecha de Cupido no apunta a un personaje en particular, sino entre medio de la enamorados. El disco del sol pleno y radiante nos revela que sus acciones están guiadas por la Luz Divina. 

Cabe preguntarse, entonces, cuál es la analogía íntima o microcósmica de esta lámina, que ha tomado un significado, para muchos, inesperado. Siguiendo las correspondencias, si la pareja son Adán y Eva, esto implica que podemos rescatar a Eva como metáfora del Alma de toda la Humanidad. Trasladando esta idea al iniciado individual, la hermosa doncella personaliza a su Alma que busca afanosamente la Verdad. Esto explica los gestos representados en el grabado. Pues la mano izquierda del Alma, que indica su intuición, señala el Corazón, es decir el Centro del Iniciado. Con el brazo y la mano derecha realiza un ademán como de cortarse en dos, lo que representa el estado de confusión en que ha caído al sentirse atraída tanto por lo espiritual, como por lo carnal. Con ello, declara que busca el Centro del Ser y la necesidad de un guía que la aconseje sobre como superar las pruebas que debe sortear antes de unirse, por el Amor espiritual, a la Verdad. La mujer mayor, representa la iniciación o la vía, que pone al iniciado y a su alma en el camino hacia la realización espiritual. El gesto de colocar la palma de una manera relajada sobre el hombro del iniciado, indica su capacidad de consejo y comprensión. La mano derecha debajo de la cintura y ofreciendo la palma abierta nos habla de la pureza de sus intenciones y de la sabiduría de sus recomendaciones. Cupido, cuya raíz latina indica el deseo, al ser iluminado por el sol espiritual, anuncia el Amor Eterno al Principio Primero, y representa el Deseo de Unión del Alma caída con su Creador.

Por medio de esta lectura, podemos establecer un vínculo con el mito de Eros y Psique, que narra Apuleyo en su obra iniciática “El Asno de Oro”. Psique, o el Alma, entabla, sin saberlo, un romance con Cupido. El dios, para mantener su amor en secreto, le había pedido a su amante que nunca lo vea y que lo reciba siempre a oscuras a fin de no revelar su identidad. Psique, influenciada por una de sus hermanas, que le había dicho que su enamorado era en verdad un monstruo que terminaría por devorarla, decide romper la promesa y oculta una lámpara y una espada en su lecho. Mientras Cupido estaba dormido, ella enciende el candil y descubre el sacrilegio que ha cometido. Entonces, decide quitarse la vida con la misma espada que iba a dar muerte a su compañero. Pero la espada se resbala. Luego de este episodio, Venus impone a Psique una serie de duras pruebas y, curiosamente, ante cada uno de los pedidos de la madre de Cupido, Psique intenta suicidarse. Pero, generalmente, una voz le aconseja como cumplir el difícil encargo de Venus y, así, logra superar las diversas pruebas. Finalmente, Venus le exige que descienda al inframundo y que traiga de allí algunas gracias de Perséfone en un cofre. Psique intenta suicidarse una vez más, pues cree que sólo muerta llegará al Hades. Pero, la voz intercede y la guía para eludir su muerte. Cuando regresa del infierno con el cofre, por imprudencia, lo abre y de él escapa un vapor venenoso que le provoca sueño profundo, del que la despierta Cupido. Algunas versiones, sostienen que esta es la caja atribuida a Pandora y que es en realidad Psique, quien libera los males del mundo. Este episodio bien podría corresponder a las consecuencias de la desobediencia que provoca la Caída para el Alma individual.

Dentro del sexto capítulo de La Tabla Natural, Saint Martin hace una importante disertación sobre el suicidio y su ineficacia para evitar los sufrimientos al Alma. Podría decirse que asume el rol de la misteriosa voz que guió a Psique. Para el Filósofo Desconocido aquél, que por el suicidio, se precipita a una nueva región antes de lo debido, sufre horrores que no padecería si hubiese permanecido lo que estaba fijado en este plano. Sostiene que los fenómenos atribuidos a la metempsicósis, se pueden explicar como una consecuencia de los actos suicidas. Ya que, luego de una muerte semejante, algunos objetos pueden quedar ligados a las personas que se identificaban con ellos. Esto no puede menos que sugerirnos cierta intertextualidad con el mito de Cupido y Psique. Lo cual, viene a reforzar la idea de que la doncella del sexto arcano, es en realidad el Alma del iniciado que va en busca en la Verdad y no los vicios o placeres mundanos.

Conviene señalar también, cierta exposición que hace Saint Martin sobre la naturaleza del tiempo, al considerarlo como el espacio que hay entre las dos líneas que conforman un ángulo. Cuanto el hombre caído más se aleja del vértice del ángulo, es decir cuando más se hunde en la dualidad, mayor trabajo le dará recorrer la amplitud entre las dos líneas. A la inversa, cuando más cerca del vértice se ubique, menor será el recorrido que debe realizar entre una línea y otra.


Para finalizar, notemos que dicha metáfora geométrica aparece en la disposición del Enamorado del Tarot. El Sol representa el Principio o vértice del ángulo. Cupido, es la acción que proyecta la flecha del tiempo en una dirección que siempre se aleja del Centro. Las posiciones extremas o líneas del ángulo, son las dos mujeres, alegoría de la Sabiduría y del Alma confundida. El joven, que se encuentra entre medio de ellas, es el iniciado que debe realizar el trabajo de reunirlas. Así, cuanto más alejado del Sol o vértice se encuentre el iniciado, mayor trabajo le dará volver a juntar a ambas damas. O lo que es lo mismo, cuanto más se ha alejado de la Unidad, su Alma se encontrará, necesariamente, más distante de la Sabiduría.



Frederik


*
*     *


Licencia Creative Commons
VI El Enamorado - Arcanos Mayores del Tarot - Serie Simbólica 27 por Sociedad de Estudios Martinistas se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.