Papus

Gérard Anaclet Vincent Encausse




La Orden Martinista, tal y como hoy día es reconocida, se remonta a Papus (Dr Gérard Anaclet Vincent Encausse) tras su fundación en el año 1887.

Papus (nombre cuyo significado es "médico") fue un entusiasta organizador de distintas actividades esotéricas a lo largo de su vida en las que participó activamente.
 
Con respecto a la fundación de la Orden Martinista, su objetivo primordial fue el de mantener y continuar la transmisión que hubo recibido a manos de Henri Delaage, destinado a proporcionar las condiciones necesarias para que se pudiese compartir el espíritu vivo de las enseñanzas del Filósofo Desconocido.
 
Siendo Papus un estudiante de medicina conoce a Agustín Chabuseau, otro estudiante al igual que él, quien había recibido la misma iniciación proveniente de Saint-Martin a manos de la marquesa Amélie de Boisee Mortemart, un familiar allegado.
 
Es a partir de este encuentro que la transmisión Martinista tomará la estructura formal de una Orden organizada, ya que hasta ese momento su transmisión era desestructurada y con posibilidades de diluirse.
 
Habiendo nacido el 13 de julio de 1865, Papus era un joven de a penas 22 años al momento de fundar la Orden Martinista, habiendo creado también la revista "La Iniciación" y "El velo de Isis", además de fundar la "Escuela Hermética" para ese tiempo.
 
A los 23 años escribe "El Tratado Elemental de las Ciencias Ocultas", y a los 24 años "El tarot de los Bohemios".
 
Durante 1890 la actividad Martinista fue más activa, y hacia 1891 la Orden creó el primer Consejo Supremo que comprendería 21 miembros, en el que Papus fue su Gran Maestro. Pronto París contó con 4 Logias y posteriormente logró expandirse entre diversos países del mundo, Argentina incluída.
 
Entre los primeros hombres que acompañaron a Papus y a Chabuseau en esta fundación se encuentran Sédir, Victor Emile Michelet, Lucien Mauchel (Chamuel), Barlet y Victor Blanchard.
 
Otros hombres con quienes se ha relacionado o influenciado son: Maître Philippe de Lyon, Eliphas Lévi, Alexandre Saint Yves D´Alveydre, Antoine Fabre D´Olivet y el Marqués Stanislas de Guaita.
 
Debido al comienzo de la segunda guerra mundial, Papus busca que el Martinismo no duerma, aliándose con algunas de aquellas Ordenes en las que él era partícipe: La Iglesia Gnóstica y la Orden Masónica de Antiguos y Primitivos Ritos de Memphis y Mizraím, entre otras.
 
Durante la primera guerra mundial, Papus se ofreció como voluntario en el ejército, actuando como jefe médico con grado de capitán. Así contrajo tuberculosis, falleciendo antes que la guerra finalice un 25 de octubre de 1916 a los 51 años de edad.
 
Tras su deceso el Martinismo seguiría adelante, aunque segmentado dentro de distintas asociaciones que le brindarían distintas naturalezas con respecto a la de su origen. Algunos harían que el Martinismo tuviese a la Iglesia Gnóstica como su iglesia oficial. Otros le ofrecerían un fuerte tinte masónico, incluyendo la exclusividad en su participación al sexo masculino (transitando en sentido contrario al ideal concebido por Saint-Martin en ambos casos)
 
Es así que la Orden Martinista que fundase Papus se dividiría en variadas ramificaciones, las cuales, a su vez, se han vuelto a subdividir, conformando en su conjunto al Martinismo en su sentido más general.
 
Los lineamientos recibidos de Papus, como herencia organizativa de la Orden Martinista básicamente son las siguientes:
 
El Espíritu Martinista, de acuerdo a la naturaleza de sus enseñanzas, es el de una Caballería Espiritual Cristiana que opera como un centro activo de difusión iniciática, aceptando en su seno a hombres y mujeres por igual.
 
El Martinismo defiende la acción de Cristo. El Martinista es el caballero de la identidad cristiana. Mediante la enseñanza oral de la tradición occidental Cristiana se pone a punto al alma para percibir la vivificante acción del Verbo divino del Cristo glorioso.
 
La Orden Martinista recibió de Saint-Martin, entre otros símbolos, el Pantáculo y el nombre místico de Jesús, los cuales adornan todos los documentos oficiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.