lunes, 8 de septiembre de 2014

Prefacio a la Serie Rosacruz


 
El martinismo posee cierto legado de la fraternidad rosacruz, a la que se le ha atribuido los célebres manifiestos. Numerosos autores han señalado una estrecha vinculación entre esta fraternidad y los Superiores Incógnitos. Es posible rastrear a través de la historia otros grupos, más o menos conocidos, que comparten la visión de la Pansophia y que asumieron la función que ejercieron los rosacruces, tanto en épocas anteriores como en posteriores a la famosa fraternidad.

Algunos han creído que la rosacruz es sólo un estado de conciencia o un grado iniciático, y que los verdaderos rosacruces han abandonaron occidente a finales del siglo XVII. Sin embargo, tales especulaciones no pueden explicar ni la creación, ni los propósitos, ni la extinción o la continuidad de la fraternidad. Esta teoría inconsistente, se apoya más en un misticismo romántico que en los hechos históricos. Sólo pudo ser elaborada por quienes desconocen que una de las principales características de la Tradición Occidental es la continuidad de la esencia en una forma que se adapta a los rápidos cambios que se suceden en el ámbito cultural y social de este hemisferio. Son los mismos que tampoco comprendieron que la Sabiduría Perenne se abre paso a través de múltiples formas de transmisión. Por lo que ningún individuo, ni grupo, pueda ostentar jamás el monopolio de su comunicación por medio de un certificado.

Veremos, que esta constante adaptación de la forma de las vías y de los diversos mecanismos de transmisión de la Sabiduría, son los que justifican el florecimiento de fraternidades como la rosacruz. Que debido a sus particulares características, las encontramos sólo en occidente.

Emprendemos en esta serie un viaje hacia los olvidados propósitos de la mística fraternidad. Ellos resultan fundamentales para penetrar uno de los mas esquivos misterios que nos ha confiado el Filósofo Desconocido. Sean Bienvenidos a la Serie Rosacruz.


Atanasio



*
*   *



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.