jueves, 17 de abril de 2014

Algunos Aspectos del Simbolismo Ritual de la Pascua - Serie Simbólica 5



Los símbolos no sólo tienen manifestaciones gráficas y literarias. Dentro del simbolismo se encuentran las actuaciones teatrales. La antigua dramaturgia deviene de las representaciones litúrgicas de los misterios. Por lo tanto, cabe aplicar el análisis simbólico de la representación teatral a ciertos ritos religiosos que, siendo externos, encierran igualmente un significado esotérico. El cuál, puede ser develado fácilmente por el iniciado.

Tomaremos como ejemplo del simbolismo teatral litúrgico las representaciones del Vía Crucis y de la misa de Resurrección que celebra el catolicismo. Aclarando, que sólo escogemos el catolicismo por ser el más común en nuestro medio. Ya que con la misma mirada, podemos abordar ritos religiosos de otras iglesias y llegaríamos a conclusiones equivalentes. Porque, la finalidad es observar que los elementos heredados de otros tiempos, aún nos muestran vestigios de la tradición original en cualquier religión cristiana seria.

Durante el vía crucis se representa el conocido camino al calvario. Esta dramatización comenzó con la costumbre de los peregrinos de recorrer en tierra santa los diferentes sitios a los que se les atribuye los sucesos de Jesús. Sin embargo, las dificultades de peregrinar hasta Jerusalén, impulsó una sustitución de los lugares sagrados por sitios alegóricos en las iglesias. Las primitivas peregrinaciones incluían siete u ocho sitios. Muchos de los cuales están excluidos del via crucis actual. Como por ejemplo, el balcón desde donde Pilatos declaró “Ecce Homo”. Con el transcurso de los siglos, la jerarquía católica estableció cierta normativas y fijó el via crucis en catorce estaciones. No hay espacio aquí para analizar el interesante simbolismo de las antiguas, ni de las actuales representaciones. Pero, podemos afirmar que estas alegorías de la denominada Pasión de Cristo, son un símbolo del martirio y el sacrificio. Siendo este significado el más evidente y, también, el más profundo.

En el aspecto esotérico, debe entenderse que este sufrimiento nos habla de un sacrificio interno, que debe suceder en nuestro propio microcosmos. El vía crucis, es la representación externa de la operación que Saint Martin, en el Hombre Nuevo, denomina el Dios que sufre. Esta operación, implica remover las cosas más densas y obscuras de nuestra alma, con el fin de purificarla y liberarla. El esoterista no puede interpretar externamente estos sucesos, y creerse salvo sólo por conmoverse ante la Pasión. No puede dejar de ver en esta misma Pasión un claro ejemplo a imitar con las dolorosas purificaciones por las que su alma deberá pasar antes de ser Iluminada por la Luz Espiritual. Éste proceso, representa un martirio íntimo y necesario. Ineludible para la regeneración espiritual. Si lo vemos sólo de una forma exterior, sería una identificación basada en el sentimentalismo, y no en la espiritualidad profunda. Saint Martin señala que primero el Dios que sufre debe atravesar por completo nuestro Ser, para que luego, el Dios de los Seres pueda habitar en nosotros.

La segunda cuestión que vamos a tratar, debido al escaso espacio del que disponemos en éste medio, es la denominada misa de resurrección. Aunque algunos elementos se han perdido hoy en día, sin embargo se mantiene a grandes rasgos este rito. El sábado santo es, en teoría, el único día del año en el que el templo permanece cerrado. No hace muchos años, las imágenes y toda representación eran tapadas con telas negras en señal del luto. Los fieles se congregan a la media noche en punto en la entrada de la iglesia, donde hay un brasero encendido. El cirio pascual toma luz de éste fuego. Cada fiel porta una vela apagada, la cual es prendida desde el cirio pascual en el exterior del templo. Luego del encendido de la velas, en el más profundo silencio, los fieles ingresan en procesión al templo, que se encuentra sumergido en la obscuridad.

La misma interpretación religiosa identifica las luminarias con el Cristo. El cirio pascual es asimilado como el cuerpo mismo del redentor. Continuando nuestro análisis simbólico, podemos ver un claro proceso teúrgico, donde el fuego primitivo del brasero, representa la vida primordial y espiritual emanada constantemente del Dios de los Seres. Las luminarias encendidas constituyen las almas de la humanidad caída regenerada por la Luz. Éstas almas, han sido iluminadas por las purificaciones y el sacrificio íntimo del Dios que sufre. Las almas animadas por la misma Luz Espiritual, unidas en procesión,  constituyen la esencia de la denominada Gran Operación. En ella se reconstruye la Humanidad Espiritual. Es la Reintegración del Adam Kadmon u Hombre Primordial. Este rito, simbólicamente, representa la recomposición de la Comunidad de Almas, o la Restitución del Reino del Hombre.

En éste breve análisis, vemos como las dos grandes operaciones - la del Dios que sufre y la Reintegración - pueden ser apreciadas por el iniciado, aún en una celebración completamente externa. Sirva éste modesto ejemplo para advertir que el símbolo no distingue entre religión y esoterismo. Sino, que estas categorías las impone quien lo interpreta. Es nuestra mirada, parcial y limitada, la que no puede ver la hondura completa del significado espiritual, que siempre está presente.

"Efectivamente, para los que hayan sabido dejar que entre en ellos el Dios que sufre, el círculo de las cosas terminará con estos dulces consuelos, pues el círculo de las cosas no se compone más que de seres que están en contracción y sufriendo, lo que hace que el universo entero nos muestre al Dios que sufre, lo mismo que puede hacerlo el estado penoso de nuestra alma."(1)


Frederik


(1) Louis-Claude de Saint-Martin - El Hombre Nuevo - Luis Cárcamo, Editor San Raimundo, 58 28039 MADRID - 1.993 - Nº 6 - Pg. 37.


*
*   *


Licencia Creative Commons
Algunos Aspectos del Simbolismo Ritual de la Pascua - Serie Simbólica 5 por Sociedad de Estudios Martinistas se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.